Saltar al contenido

Cuidar el pelo y la piel del gato

El mantenimiento del pelaje de tu gato está garantizado por los cuidados locales (champús, cepillado, peinado) pero también por el aporte de complementos alimenticios en su dieta. Una buena higiene regular, garantizada por el uso de productos específicamente adaptados a la piel del gato, permite prevenir un gran número de enfermedades cutáneas muy frecuentes (alergia, hiperseborrea, pioderma, etc.).

¿Deberías lavar a tu gato?

El gato es un animal naturalmente limpio que dedica mucho tiempo a acicalarse. Pero hay muchos casos en los que tu gato necesita ser lavado: problemas de salud, pelo sucio, maloliente o sucio. Además, lavar a un gato con regularidad, por supuesto con champús especialmente formulados para su pelaje y piel, puede aportar muchos beneficios:

  • Mejora de la relación entre humanos y gatos.
  • Eliminación de pelo muerto
  • Calidad y apariencia mejoradas del pelaje.
  • efecto desenredante
  • Detección precoz de enfermedades dermatológicas
  • Resaltar parásitos externos (pulgas, piojos, garrapatas, etc.)
  • Ciertos champús especialmente formulados pueden recetarse para su gato para tratar afecciones de la piel como pioderma, hiperseborrea, alergias, etc. La mayoría de los champús especialmente diseñados para nuestros gatos están enriquecidos con sustancias rehidratantes que restauran la película lipídica superficial.

¿CÓMO LIMPIAR EL PELO DE UN GATO?

CEPILLA REGULARMENTE A TU GATO

Debes cepillar a tu gato con frecuencia y principalmente durante la muda, lo que reducirá la cantidad de cepillado gatos sin pelo puede ingerirse lamiendo (¡incluso en interiores!) y evita la formación de pelusas y nudos. Sobre todo si tu gato pertenece a una raza de gatos de pelo largo.

LAVA A TU GATO

Debes bañar a tu gato de 3 a 4 veces al año con baños que se pueden repetir con mayor frecuencia en gatos «sucios» o cuya enfermedad de la piel se trata mediante cuidados locales con champús específicos prescritos por el veterinario (para alergias, pioderma, o hiperseborrea). Te aconsejamos que acostumbres a tu gatito al lavado desde una edad temprana, lo que facilitará esta manipulación a lo largo de su vida.

LOS PASOS PARA LAVAR A TU GATO

Primero, prepare el equipo que necesitará: champú especial, toalla, cepillo, peine y, posiblemente, un secador de pelo. Comience por desenredar con calma y suavidad el pelaje de su gato, tranquilizándolo y acariciándolo.

Póngalo suavemente en agua tibia. La tina o el fregadero solo deben tener unas pocas pulgadas de agua, ya que sumergir completamente el cuerpo del gato solo lo estresará.

Sujétalo por la piel del cuello y comienza a verter agua tibia sobre su cuerpo, evitando el hocico y los ojos, directamente con la alcachofa de la ducha o con un recipiente pequeño.

Masajea suavemente su cuerpo con su champú.

Luego enjuague con un chorro suave e inmediatamente envuélvalo en una toalla de buena calidad para secarlo.

Cepíllalo bien y péinalo después del secado para evitar enredos. Nota: si tu gato es muy terco y rechaza cualquier tipo de baño, prefiere usar un paño húmedo o una toallita empapada en agua tibia. Pero no olvides secarte bien, los gatos no resoplan como los perros.

¿QUÉ CHAMPÚ PARA GATOS?

Cuidado de la piel y el pelo de los gatos

Necesita champús que se adapten a la piel y el pelaje de su gato para mantenerse limpio pase lo que pase. Un gato tiene una piel muy sensible, fina y frágil, que es completamente diferente a la de los humanos: el pH de nuestra piel es ácido, mientras que el del gato es neutro. Usar un champú para humanos en un gato puede causar irritación y alergias. Para el aseo regular, elige el champú que mejor se adapte a tu gato. Algunos hidratan su piel, mientras que otros con propiedades anti-desenredantes son adecuados para gatos de pelo largo que son propensos a la formación de nudos y pelusas en su pelaje. En ocasiones se recomienda utilizar champús especialmente diseñados para tratar ciertas enfermedades de la piel como alergias, pioderma o incluso hiperseborrea.

¿CÓMO DESINFECTAR LA HERIDA DE UN GATO?

Las heridas pequeñas, los cortes superficiales o los rasguños con poca sangre necesitan un tratamiento serio, ya que pueden convertirse en infecciones si no se tratan rápidamente. Para desinfectar la piel de un gato te aconsejamos:

  • Lávese las manos de antemano y posiblemente use guantes para evitar cualquier contacto con la herida.
  • Limpie la herida con agua y jabón, asegurándose de recortar primero el cabello alrededor del área afectada con unas tijeras de punta redonda o una maquinilla. Cuando la herida esté limpia, puede limpiarla con paños estériles desde el centro hasta los bordes.
  • Después de limpiar la herida, debe enjuagarse con agua limpia y desinfectarse con un antiséptico especial.
  • Durante los cambios de la piel, tiene sentido usar bálsamos o ungüentos curativos que apoyen y reparen la integridad de la piel, limpien, protejan y creen un ambiente propicio para su regeneración.

Si tu gato tiene heridas profundas en la piel o tienes dudas sobre la gravedad de las lesiones cutáneas, te recomendamos que consultes a tu veterinario lo antes posible para que pueda iniciar rápidamente el tratamiento más adecuado y evitar sorpresas desagradables.

¿CÓMO PUEDO ELIMINAR LA CASPA DE MI GATO?

La caspa de gato son partículas de piel que se desprenden, mueren, caen al suelo o permanecen en el cuerpo de tu gato. La aparición de caspa es un fenómeno fisiológico completamente normal durante la muda, pero puede ser excesivo en enfermedades de la piel de diversos orígenes.

EL TRATAMIENTO CLÁSICO CONTRA LA CASPA

CEPILLA EL GATO CONTRA LA CASPA

A menos que las escamas del pelaje de tu gato se deban a una patología subyacente, el primer consejo es cepillar a tu gato con mucha regularidad (diariamente) para eliminar el pelo muerto y permitir que su piel respire.

ALIMENTOS Y COMPLEMENTOS ALIMENTICIOS PARA ELIMINAR LA CASPA

Puedes mejorar la integridad de la piel de un gato alimentándolo con una dieta diseñada específicamente para mantener una piel sana. También puedes añadir a tu ración diaria complementos alimenticios (ricos en vitaminas, oligoelementos y sobre todo ácidos grasos esenciales) que mejorarán la belleza y la salud de tu piel.

¿Te ha gustado post? Valóralo 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Periódicos Digitales no permite esta acción.