Saltar al contenido

Maneras de mejorar el vocabulario de los estudiantes

Para introducir adecuadamente el vocabulario, los profesores deben adquirir las habilidades necesarias para utilizar los métodos más eficientes. El entrenador de vocabulario para estudiantes es una obra de arte que permite a los estudiantes memorizar frases nuevas y tener éxito. El vocabulario es muy importante para tener un efecto sorprendente en las personas, p. B. cuando das un PPT como vender cursos en linea o si estás en una fiesta profesional, tu buen dominio del vocabulario definitivamente te hace sentir confiado y presentable. Por eso, es importante cultivarlo desde el principio. Aquí hay cinco estrategias para ayudar a sus hijos a ampliar su vocabulario.

  1. Entrenar vocabulario de forma estructurada.

Anime a los estudiantes a aprender nuevos idiomas en pequeñas ráfagas todos los días. Los expertos coinciden en que esta es la mejor manera de dejarlo ir. Horas al día, tanto a la vez, lo que significa que la mayor parte se pierde con el tiempo. Sin embargo, los estudiantes que se comprometan con 15 minutos de práctica dedicada cada día construirán rápidamente una base lingüística sólida para nuevos términos y conceptos.

Esto permite que los estudiantes incorporen esta actividad en su rutina habitual del salón de clases. Observar y evaluar los términos aprendidos puede ayudarlos a recordarlos.

  1. Lectura útil

Estudiar el significado es un método basado en la investigación para ayudar a todos los lectores a comprender textos difíciles. La lectura es una de las formas más eficientes de enseñar vocabulario, y la lectura diaria es la forma en que los niños pueden practicar y adquirir las etapas de las habilidades de lectura que conducen a un mejor uso de las palabras y al éxito en la lectura. Buscar activamente nuevas palabras mientras estudias y analizas lo que has aprendido después de leer son ejemplos de estrategias.

Pequeñas cantidades aplicadas regularmente, de forma similar a la actividad física, producen mejores resultados que grandes cantidades aplicadas de forma irregular

Los estudios muestran que los estudiantes se sienten motivados en la clase cuando tratan el tema. Entonces, deje que los estudiantes elijan lo que quieren leer, siempre que cumpla con el criterio pedagógico de aprendizaje mejorado. Cuanto mejor lean, más lenguaje aprenderán, y esta mayor exposición ayudará a que la terminología se quede grabada en su memoria a largo plazo. Esto permite mejorar la producción oral y escrita. Lleve una variedad de material de lectura al salón de clases y distribúyalo por el salón. Los estudiantes deben caminar por el salón y simplemente discutir qué lectores les gustan y cuáles no. Solo debes echar un vistazo a la portada y la contraportada. En base a estos datos, eligen un lector.

  1. Use ejemplos del mundo real para enseñar vocabulario.

No es una buena idea repasar una lista de palabras que no tienen nada que ver con un tema, una historia o entre sí. En su lugar, elija un tema como automóviles para practicar adjetivos como rápido, enorme, compacto, gasolina, eléctrico, automatizado, mecánico, etc. Luego, los maestros pueden pedirles a los estudiantes que completen los espacios en blanco o pedirles que respondan preguntas basadas en las descripciones.

Los juegos, rompecabezas, melodías y música, y los objetos de la vida real son recursos útiles. Los estudiantes deben recordar palabras de forma espontánea para construir vocabulario con éxito y precisión.

  1. Enseñar vocabulario relacionado con el contenido

El término “contenido específico” se refiere a ideas, conceptos o lenguaje que tienen un significado explícito necesario para la comprensión. El nivel máximo de comprensión de lectura que un estudiante puede alcanzar está determinado por su habilidad lingüística. Enseñe a los niños las palabras clave que necesitan para comprender y aprender la esencia del texto.

Los estudiantes deben desarrollar la habilidad de definir una palabra, reconocer cuándo y dónde usar esa palabra en particular, todos los diferentes significados y la pronunciación de esa palabra. Pocos métodos para lograr esto son imágenes e íconos. También es importante evaluar las habilidades orales y escritas de un estudiante.

  1. conectar palabras

Con clases grandes y menos recursos, la asociación de palabras es un ejercicio para usar. Por ejemplo, Cómo crear cursos en línea puede traer a la mente varios sinónimos como curar cursos digitales, crear un plan de estudios en Internet, etc.

¿Como funciona?

Forme una palabra en la pizarra blanca o negra, y luego pida a sus hijos que digan la primera palabra que les venga a la mente que esté relacionada con la palabra de la pizarra. Caminar por la clase y pedirle a cada alumno que diga algo es una idea fantástica. Cuando un estudiante es capaz de escribir o hablar una palabra, es el momento adecuado para pasar por la definición.

¿Te ha gustado post? Valóralo 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.